miércoles, 26 de octubre de 2016

Los vinos artesanales de Rubén Cirocco – Índice



Desde niño tuve contacto con personas que hacían vino en su casa. Nací y me crié en un barrio de inmigrantes, en donde los “tanos” ejercían con fruición y orgullo esa práctica. Sin embargo, nunca me había parecido siquiera interesante el resultado de tanto esfuerzo hasta que probé los vinos de Rubén Cirocco. Conocí a Rubén hace poco más de 12 años, con el tiempo nos hicimos amigos.
Las imágenes, salvo indicación expresa, pertencen al autor
Probar sus vinos me permitió percibir algo que luego pude comprobar, probando otros vinos artesanales. Hubo un momento en que los vinos caseros que se producen en el Gran Buenos Aires entraron en una nueva era y se expresaban muy tomables. ¿Cómo había ocurrido?
Notas iniciales
El vino que Rubén elaboró en 2013 fue excepcional. Probarlo me incitó a realizar las primeras inquisiciones sobre la práctica del arte que Rubén tuvo la amabilidad de responder sin guardarse, como se verá, ningún secreto. Buscaba respuestas a mi interrogante. El primer resultado lo expuse en las notas que publiqué en El Recopilador de sabores sobre el tema en 2014 y 2015. Aquí los enlaces para acceder a ellas y la fecha de su publicación:

Crónicas de una aventura
Las indagaciones realizadas y la persistencia, ya muy avanzado el 2014, del buen gusto que expresaba ese vino de 2013 me incitaron a dar un paso más. Le pedí a Rubén que me dejara acompañarlo cuando fuera a comprar la uva. Sólo quería seguir el proceso casi como un periodista. Pero no estaba solo. Mario Wences Becerra también estaba encantado con ese vino del año 2013 y me propuso que le pidiéramos a Rubén que nos dejara acompañarlo, participando activamente en todo el proceso de elaboración. Nuevamente la generosidad de Rubén me abrió la puerta a un mundo inesperado, Mario y yo estábamos participando de una tradición milenaria. Dejé la contemplación pasiva para transformarme en actor, de reparto, claro está, pero actor al fin.


En diversos artículos escribí la crónica de nuestros pasos en 2015. También la del sorprendente resultado de haber ganado un premio importante y la de nuestras acciones en 2016. Aquí los enlaces:

El vino de Rubén y las recetas que armonizan con él
Los artículos cuyos enlaces indico a continuación exponen en ritmo reposado, y algo más reflexivo, las experiencias que viví con Rubén y Mario Wences en 2015. Ellos van acompañados con recetas afines. Cuando fuimos a buscar los vinos para traerlos a casa, Viviana nos agasajó con suculentos manjares. Su generosidad hizo que pudiera publicar las recetas de lo que ella cocinó ese día (son los las últimas de la lista).



No hay comentarios:

Publicar un comentario