sábado, 1 de septiembre de 2012

Hummus / babaganoush / mahamara


En 2007, le pedí a Male varias recetas. Entre, ellas me mandó las de hummus y mtabbal. No estaban escritas en el registro depurado del chef Abdala,(1) sino en el de una madre de familia que trabaja y debe resolver las cuestiones de su hogar con algún sentido práctico.

Hummus: Si bien, en las recetas que propongo abajo reconstruyo la propuesta de Abdala. Para comparar, transcribo aquí la de Male: “Colocamos en una procesadora una lata de garbanzos, o su equivalente en garbanzos remojados el día anterior y cocinados de manera casera. Agregamos dos cucharadas de tahine (pasta de sésamo), un chorro de aceite de oliva, un diente de ajo, y jugo de limón a gusto. Procesamos y obtenemos una pasta a la que serviremos en un recipiente o platito, roseamos con aceite de oliva y espolvoreamos con pimentón.”

Simple y deliciosa, esta preparación es ideal para iniciar una comida con un aperitivo o una entrada o para agregar dips al estilo norteamericano a una comida en que cada comensal se prepara un sándwich de carne. El babaganoush o mtabbal cumple el mismo propósito.

Babaganoush: Junto con el hummus, Male me mandó esta receta que recibe varios nombres y que trabajé del mismo modo que la anterior con la ayuda del libro recomendado y algún hallazgo por la Internet.

Veamos la que Male me manda: “Colocar sobre la hornalla (directamente sobre el fuego o en una tostadora) una berenjena. Quemar, pelar, y retirar la pulpa. Colocarla en una procesadora y agregar tahine (dos cucharadas), un diente de ajo, un chorro de aceite de oliva, jugo de limón. Es importante que se queme sobre la hornalla para obtener ese gusto ahumado tan particular de esta preparación. Es prácticamente igual al hummus, solo cambia la materia prima. Otra pastita similar es Mahamara, reemplazamos la berenjena por morrón ahumado y espolvoreamos con nueces picadas.”

Algunas recomendaciones desde la ortodoxia con relación a la receta trascripta y a mi práctica:

· Es muy importante, en la cocción de las berenjenas, quemarlas para que tomen un gustito ahumado. Por eso las tías y las primas de Male ponen directamente las berenjenas sobre el fuego de la hornalla. La receta trascripta, sin embargo, propone cocinar las berenjenas en el horno. Yo hago peor, las cocino en el microondas. Tengo una justificación. Me gusta preparar ratatuille al estilo mediterráneo. La receta que utilizo descarta la pulpa de la berenjena. Yo aprovecho esta carne para mi babaganoush. Es muy difícil, en esta combinación, quemar las berenjenas porque o bien las uso cuando ya no tienen la piel o bien la piel no me serviría para la ratatuille.

· Las recomendaciones de Abdala son muy útiles para decidirse a prepararlas como de debe: “Deben quedar blandas por dentro y totalmente quemadas por fuera. Enfriarlas y sacarles la cáscara debajo del chorro de la canilla.”

Hummus

Fuente (fecha)

Male Ortiña(2) y Chef Abdala(3)

Ingredientes

250 g de garbanzos

200 cc de tahine

100 cc de jugo de limón

1 diente de ajo

sal

pimentón

perejil

aceite de oliva

(ingredientes de Male: 1 lata de garbanzos, 1 diente de ajo, aceite de oliva, 1 cucharada y ½ de tahine (pasta de sésamo), sal, 1 limón y pimentón.

Preparación

1.- Remojar los garbanzos de 8 a 10 hs. en abundante agua.

2.- Cambiar el agua y cocinarlos hasta que estén tiernos.

3.- Escurrirlos muy bien y reservar un poco del agua de la cocción.

4.- Colocarlos en una procesadora con el tahine, el jugo de limón, el ajo machacado y sal a gusto.

5.- Procesar incorporando la cantidad necesaria de jugo de cocción reservada hasta lograr una crema muy suave y si grumos. Atención: en esta crema debe prevalecer el sabor de los garbanzos (Explicación original de Male: procesar los garbanzos escurridos, el ajo, un chorro de aceite de oliva, el tahine, sal y jugo de limón)

6.- Disponer en un bol o en un plato.

7.- Espolvorear con pimentón y perejil picado muy finito.

8.- Rociar con aceite de oliva (Explicación original de Male: servir la pasta en un plato con aceite de oliva y pimentón. Acompañar con pan árabe).

Ajuste personal

Agregué el comino a partir de la experiencia que se relata abajo.

No le pongo tanto tahine.

Comentarios

Comí hummus preparado por una descendiente de judíos turcos. Tenía comino en la mezcla y estaba rociado con perejil. En este caso no tenía aceite de oliva y tenía menos de un diente de ajo (tenía demasiados sabores ya como para agregar oliva y mucho ajo).

Me salió casi bien siguiendo la receta de Male. Le pude demasiado tahine, no está mal para el gusto, pero sí para la textura.

Mtabbal - Baba ganoush

Fuente (fecha)

Ver (4)

Ingredientes

· Medio kilo de berenjenas negras

· Dos dientes de ajos picados

· Tres cucharadas de pasta de sésamo (tahina)

· Dos cucharadas de aceite de oliva

· Sal y pimienta a gusto

· Jugo de limón (opcional)

· Perejil picado

Preparación

1.- Asar las berenjenas en horno fuerte, hasta que estén bien tiernas.

2.- Retirarles la cáscara.

3.- Picarlas bien finas o las introducirlas en el vaso de la procesadora.

4.- Añadir los ajos picados y el aceite de oliva, procesando hasta que quede una pasta bien homogénea y sin grumos.

5.- Agregar el tahine y mezclar bien, agregando también sal, pimienta y, si le falta un poco de acidez, el zumo de medio limón.

6.- Se sirve en un bowl decorado con el perejil picado.

7.- Se puede utilizar para acompañar todo tipo de carnes.

Ajuste personal

Se puede usar menos tahine (tres cucharaditas de té y está bien) y ajo (un diente está bien).

Notas y referencias:

(1) 2004, Chef Abdala, Pasión por la comida árabe, Buenos Aires, Editorial Atlántida.

(2) Correo-e de Male Ortiña de julio de 2007

(3) 2004, Chef Abdala, Op. Cit., pp. 28.

(4) http://www.innatia.com/s/c-cocina-arabe/a-baba-ganoush.html (leído el 08/09/10)

10 comentarios:

  1. Me encantan ambas preparaciones, son deliciosas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cantares, por tu comentario.
      ...y el mahamara, también.

      Eliminar
  2. HOLA MARIO, DOS PREPARACIONES MAGNÍFICAS Y TAN SENCILLAS, NO SE PIERDE NADA DE SUS SABORES ORIGINALES Y EL TAHINE NO HACE SINO DARLE VALOR AGREGADO. ME HAS DADO UNA IDEA, EL DOMINGO VOY A PONER LAS BERENJENAS EN LA PARRILLA EN VEZ DE LA HORNALLA. UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pamela, por tus comentarios.
      Buena idea... y si la fuente da calor son las brasas de alguna leña, no quiero ni imaginarme el resultado.

      Eliminar
  3. Qué dos recetas más ricas! Me encanta la cocina árabe! Un blog muy especial con unas recetas maravillosas... Quiero más! Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosendo, por los comentarios.
      Iré publicando otras recetas periódicamente.

      Eliminar
  4. Hola! a mi me suele pasar lo mismo con las berenjenas, uso la cáscara para ratatouille; así que lo que hago es ahumar la pulpa cocinandola en una planchita para bifes muy caliente, con poquito aceite, hasta que queda quemadita. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Caro, por tus comentarios.
      Estoy de acuerdo con ellos porque, si bien las berenjenas se pueden cocinar de diversos modos y el tahine le da el gustito oriental, la clave de esta pasta está el saborcito ahumado.

      Eliminar
  5. hola! Lo que hago yo para aprovechar la pulpa de la berenjena que queda cuando hago ratatouille, pero sin perder el sabor ahumado, es cocinarla cortada en cubos en una planchita para bifes con muy poco aceite, hasta que queda quemadita. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Caro, por tus comentarios
      Interesante solución la tuya para un problema difícil... probaré.
      Te pido disculpas por la demora en publicar tus comentarios, pero es que no me llegaron vía correo-e, como habitualmente ocurre.

      Eliminar